Amor y modulación del dolor

Tiempo de lectura: 6-8 minutos

ÍNDICE DE CONTENIDOS

1. Introducción
2. Conceptos generales del dolor
3. Conceptos generales del amor
4. Psicobiología del dolor
5. Psicobiología del amor
6. Dolor ante la ruptura
7. Analgesia ante el enamoramiento
8. Aplicaciones prácticas
9. Referencias

PUNTOS CLAVE:

  • El dolor puede ser modulado por factores emocionales/cognitivos, atencionales, cambios neuroquímicos/estructurales en el cerebro, factores genéticos y por sensibilización central/periférica.
  • Siendo el amor una emoción, el enamoramiento y la pérdida del amor podrían incrementar o disminuir la percepción del dolor
  • La relación entre amor y dolor es compleja siendo la personalidad del individuo, su tipo de relación de pareja y capacidad de autorregulación emocional los factores que explican la variabilidad interindividual en respuesta al dolor relacionado con el amor.

1. INTRODUCCIÓN

Si el dolor está modulado por varios factores, y uno de estos factores son las emociones…

¿Puede el amor, como emoción, modular el dolor?

Para responder a esta pregunta, en este artículo vamos a tratar de establecer una relación entre el amor y el dolor.

¿Puede el amor modular el dolor?

2. CONCEPTOS GENERALES DEL DOLOR

El dolor es una experiencia sensorial o emocional desagradable asociada a un daño real o potencial en un tejido, o descrito en términos de dicho daño (IASP, 1994)

La percepción del mismo depende tanto del input nociceptivo como de factores cognitivo-afectivos.

El aspecto sensorial-discriminativo del dolor se refiere a la intensidad, cualidad y localización de la sensación dolorosa, mientras que el cognitivo-afectivo hace referencia a variables psicológicas como son la atención, ansiedad, miedo, expectativas, anticipación y estrés.

El dolor puede ser modulado por factores emocionales y cognitivo-emocionales, atencionales, cambios neuroquímicos y estructurales en el cerebro, genéticos y sensibilización central y periférica.

3. CONCEPTOS GENERALES DEL AMOR

Por otra parte, el amor ha sido definido de muchas formas y relacionado con el término placer. En este artículo con amor nos referiremos a la emoción sentida entre una pareja.

Una de nuestras necesidades psicológicas es la de relación y esta implica el hecho de que deseamos amar y ser amados por nuestra pareja.

En este sentido, el amor puede entenderse según la teoría triangular del amor de Stenberg (Gaviria-Stewart et al. 2010), según la cual, un amor consumado se compone de:

  • Intimidad: Comunicación y conexión emocional
  • Pasión: Atracción física y relaciones íntimas
  • Compromiso: Decisión de continuar a pesar de los altibajos
Teoría triangular del amor de Stenberg
(Gaviria-Stewart et al. 2010)

Siendo el amor una emoción, podemos considerar que es capaz de modular el dolor. Esto se ha demostrado en diferentes estudios en los que se ha demostrado que el efecto del amor puede incrementar o disminuir la percepción del dolor (Tamam & Ahmad, 2017)

A continuación vamos a explicar de forma resumida los aspectos psicobiológicos del dolor y el amor para tratar de entender cómo puede el amor modular el dolor.

4. PSICOBIOLOGÍA DEL DOLOR

Recordemos que en el procesamiento del dolor podemos encontrar dos componentes (Tamam & Ahmad, 2017) :

  • Componente sensorial-discriminativo: Intensidad, cualidad y localización de la sensación dolorosa. En la corteza somatosensorial (SI y SII) y tálamo
  • Componente cognitivo-afectivo: Variables psicológicas como atención, ansiedad, dolor y estrés. En la corteza insular anterior y en el cíngulo anterior.

Las regiones cerebrales que procesan estos componentes están conectadas entre sí y se influencian de forma mutua.

Además, estas áreas relacionadas con el dolor son moduladas por diferentes áreas corticales (corteza somatosensorial, hipotálamo, mesencéfalo, sustancia gris periacueductal y rafe magnus) mediante la modulación descendente de la información nociceptiva o activación del sistema analgésico descendente (Serrano-Atero et al. 2002).

Este sistema está formado por los subsistemas opioide, noradrenérgico y serotoninérgico. En estos participan algunos neurotransmisores como los opioides, la dopamina, serotonina o los cannabionides.

5. PSICOBIOLOGÍA DEL AMOR

Diferentes áreas se activan ante el amor romántico y la visualización del objeto de dicho amor (Aron et al. 2005), entre estas áreas se encuentran el área tegmental ventral derecha y el núcleo caudado derecho. Ambas áreas procesan la recompensa y la motivación.

La liberación de dopamina como neurotransmisor, unida al sistema cerebral de recompensa está relacionada con el sentimiento de recompensa ante el amor.

Otras hormonas que intervienen en el emparejamiento o “pair-bonding” son la vasopresina y la oxitocina. La vasopresina incrementa el miedo y la respuesta de estrés a la vez que induce el emparejamiento en los hombres. Por otro lado, la oxitocina tiene efectos ansiolíticos y de reducción del estrés y promueve el emparejamiento en las mujeres.

Con la unión de la oxitocina y la vasopresina, el sistema subcortical dopaminérgico relacionado con las recompensas se ve activado y este se extiende a la corteza insular medial, corteza cingulada anterior, hipocampo, hipotálamo y núcleo estriado.

Es interesante conocer alguna de las características de la fase inicial del amor (Tamam & Ahmad, 2017):

  • Mayor probabilidad de tener un comportamiento obsesivo: Resultado de una reducción en los niveles de serotonina similar a la de los pacientes
  • Reducción de la actividad en la corteza prefrontal: Esto explicaría por qué algunas personas que están “enamoradas” exhiben falta de juicio y comportamientos irracionales
  • Menos sentimientos negativos y depresión: Debido a la menor activación de la corteza parietal y de algunas zonas del lóbulo temporal.
Enamorados en Pompeya (Poniol)

6. DOLOR ANTE LA RUPTURA

La distinción entre dolor físico y emocional parece no estar clara debido a que se tienden activar las regiones cerebrales del dolor ante ambas condiciones (Eisenberg, 2012)

Kross et al. (2011) analizaron el cerebro de 40 participantes, que habían roto con sus parejas hace menos de 6 meses y que se sentían “intensamente rechazados”. Este análisis fue llevado a cabo mientras los participantes veían fotografías de sus ex-parejas.

Por otra parte, también se analizaron los cambios en el cerebro de los participantes al aplicar un estímulo térmico doloroso para comparar las similitudes neurales entre el dolor físico y emocional.

Los resultados de este estudio mostraron que sentir dolor emocional (ante el visionado de fotografías de sus ex-parejas) activó áreas afectivas (corteza cingulada anterior), así como áreas relacionadas con el componente sensorial-discriminativo del dolor (corteza somatosensorial y tálamo).

El amor puede incrementar o disminuir la percepción del dolor (Tamam & Ahmad, 2017)

7. ANALGESIA ANTE EL ENAMORAMIENTO

Mientras que la pérdida del amor parece activar las áreas cerebrales relacionadas con la sensación dolorosa, el enamoramiento también puede modular el dolor de forma distinta.

Master et al. (2009) y Younger et al. (2010) demostraron que la representación simbólica de la pareja/amante (p.ej. mediante una fotografía) puede producir analgesia ante un estímulo térmico.

Esta analgesia inducida por el enamoramiento estuvo asociada con la activación de las áreas cerebrales que codifican la recompensa. De esta forma, existe una relación entre la analgesia y la emoción positiva producida al ver fotografías de nuestra pareja.

Inagaki y Eisenberg (2012) estudiaron a un grupo de mujeres en relaciones de larga duración a las que se les enseñó fotografías de sus parejas mientras estas recibieron un estímulo doloroso. Se encontró una reducción en la actividad de áreas relacionadas con el dolor así como una mayor actividad en la corteza ventromedial prefrontal (vmPFC). La activación de la vmPFC fue mayor en aquellas mujeres que tenían relaciones más largas y percibían un mayor apoyo por parte de su pareja. De esta forma, parece ser que la vmPFC jugaría un papel clave en el sentimiento de seguridad que aporta la pareja.

En una muestra de hombres y mujeres, Cheng et al. (2012) observaron que la visualización de imágenes de ellos mismos y de sus parejas sufriendo activó áreas cerebrales relacionadas con los componentes del dolor más que al ver a una persona extraña sufriendo.

Sofina et al. (2014) estudiaron el dolor inducido con un láser térmico cuando los participantes (mujeres) estaban en presencia o no de un ser amado (pareja, familiar o mejor amigo). Los umbrales de dolor se vieron tanto disminuidos como aumentados ante la presencia del ser amado (en comparación a estar solos). Aquellas participantes con un tipo de personalidad extrovertida tuvieron un aumento en sus umbrales del dolor cuando estaban acompañadas de familiares o mejores amigos. Sin embargo, tuvieron una reducción en el umbral del dolor cuando fueron acompañadas de sus parejas.

Finalmente, es interesante el hecho de que la administración exógena de oxitocina, podría modular la experiencia del dolor (Tracy et al. 2015).

8. APLICACIONES PRÁCTICAS

La relación entre amor y dolor es compleja siendo la personalidad del individuo, su tipo de relación de pareja y capacidad de autorregulación emocional los factores que explican la variabilidad interindividual en respuesta al dolor relacionado con el amor.

A falta de más evidencia, parece ser que el amor puede tanto disminuir como incrementar el dolor. Por este motivo, se debería tener en cuenta esta variable psicosocial en el tratamiento del dolor y las lesiones.

9. REFERENCIAS

  • Aron A. et al. (2005) Reward, motivation, and emotion systems associated with early-stage intense romantic love. J Neurophysiol. ;94:327
  • Cheng Y, Chen C, Lin CP, Chou KH, Decety J. Love hurts: an fMRI study. Neuroimage. 2010;51(2):923-9.
  • Eisenberger NI. (2012) Broken hearts and broken bones: a neural perspective on the similarities between social and physical pain. Current Directions in Psychological Science. 21:42–47.
  • Gaviria-Stewart, E. et al. (2010) Introducción a la psicología social. Editorial Sanz y Torres.
  • IASP Task Force on Taxonomy. Part III Pain terms: a current list with definitions and notes on usage. In Merskey H, Bogduk N, editors. Classification of chronic pain. 2nd ed., pp. 209–2014. Seattle; IASP Press; (1994)
  • Inagaki TK, Eisenberger NI. (2012) Neural correlates of giving support to a loved one. Psychosom Med. 74(1):3–7.
  • Kross E, Berman MG, Mischel W, Smith EE, Wager TD. (2011) Social rejection shares somatosensory representations with physical pain. Proceedings of the National Academy of Sciences. 108:6270–6275.
  • Master SL. et al. (2009) . A picture’s worth: partner photographs reduce experimentally induced pain. Psychological Science.;20:1316–1318.
  • Serrano-Atero et al. (2002) Modulación descendente de la información nociceptiva. Rev. Soc. Esp. Dolor 9: 382-390
  • Sofina T, Kamil WA, Ahmad AH. fMRI of pain studies using laser-induced heat on skin with and without the loved one near the subject – a pilot study on ‘love hurts’. Journal of Physics Conference Series. 2014;546(1):e012006
  • Tamam S & Ahmad AH (2017) Love as a modulator of pain. Malays J Med Sci. ;24(3):5–14.
  • Tracy LM, Georgiou-Karistianis N, Gibson SJ, Giummarra MJ. (2015) Oxytocin and the modulation of pain experience: Implications for chronic pain management. Neurosci Biobehav Rev. 55:53–67.
  • Younger J, Aron A, Parke S, Chatterjee N, Mackey S. (2010) Viewing pictures of a romantic partner reduces experimental pain: involvement of neural reward systems. PLoS ONE. 2010;5(10):e13309.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Pérez Córdoba.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Jorge Pérez Córdoba.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Abrir chat
¡Hola! ¿Cómo te podemos ayudar? 😊
Whatsapp
Hola, soy Jorge Pérez Córdoba. ¿Cómo podemos ayudarte? 😊